Comunidad Metafisica y del Despertar

Inicio » Esoterismo

Category Archives: Esoterismo

Los timos esotéricos se propagan en época de crisis

La gente acude a curanderos, tarotistas, hechiceros y videntes en busca de respuestas ante el caótico panorama de desempleo, crisis y falta de expectativas

Escribí recientemente un artículo en Globedia donde aireaba mi suspicacia frente a la presunta adivinación, los remedios de la santería y la narración pormenorizada del tiempo que aún no existe, de ese mapa geográfico del futuro indiscernible.

Mostraba entonces, igual que hago ahora, mi predisposición sin fisuras a desconfiar de esas “tribus” de magos, brujos, hechiceros y chamanes, poseedores de un “tercer ojo” capaz de alumbrar episodios de mi vida que aún están pendientes de “registro”.

Declino la invitación, por tanto, de estos expertos en la lectura de “·lo paranormal” para que acoja de buen grado la tesis de que se puede vislumbrar el desarrollo de un tiempo que, en definitiva, ni siquiera tengo la certeza de que vaya a contar conmigo para enrolarme en esas filas presurosas que se encaminan hacia el devenir de mis días regalados.

También hacía en ese artículo una reflexión sumaria, que incidía en el hecho de que dejaba una puerta entornada, por si se colaba subreptíciamente la rareza.

Dejaba pues una puerta entreabierta al descubrimiento de casos singulares y aislados, para los cuales la ciencia no me podía aportar razones empíricas.

No puedo ni me parece sensato negarme taxatívamente a la posibilidad del “milagro”, del don inexplicable otorgado a unos poquísimos privilegiados, capacitados tal vez para percibir la realidad con un “catalejo” potentísimo que vislumbrara mucho más allá de los límites donde quedamos atorados y ciegos los demás.

En todo caso, me parece esta miscelánea heterógenea de “iluminados”, hablando en términos globales, una artera caterva de aprovechados que hacen uso de toda suerte de martingalas para sisar al incauto que cae en sus redes, acorralado por el desespero.

En tiempos de crisis y tíbias esperanzas opacas, medran, como por efecto de una nueva variante de micosis, “agentes” conectados con otras dimensiones y planos existenciales para revelarnos el desarrollo de nuestras actuales cuitas, en pleno viaje hacia el desplome total.

En esta batalla contra la impudicia y la desfachatez se hallan inmersos miembros del Grupo de Estafas de la Policía Nacional.

Advierten de la tóxica proliferación de bandas perfectamente organizadas que llegan a hacerse con botines de hasta 200.000 euros.

Numerosas personas acuden al esoterismo ante la falta de perspectivas de prosperidad

Estos filibusteros del pillaje en clave esotérica, recurren sin titubeos a la coacción y la amenaza, con consecuencias fatales si no se les agasaja con grandes cantidades de dinero.

Vertida la maldición de una posible corriente de desgracias si no se paga generosamente, las víctimas acuden al señuelo cegadas por la aprensión.

Servicios habituales como: quitar el mal de ojo, recuperar el amor perdido, encontrar trabajo o asistir a sanaciones milagrosas de allegados incurables, son algunas de las “picardías” utilizadas por presuntos hechiceros, chamanes o videntes, más apegados al mercadeo de ilusiones frustradas que a la resolución de imposibles.

Los titulares sensacionalistas de los milagros ofrendados prometen resultados infalibles en cuestión de pocos días, como si trocar la tristeza por la alegría o los problemas por soluciones dependiese de un mero trámite burocrático: “ponemos un sello aquí o un apostillado allá”.

Casos como el de Dora, alias “Esmeralda”, son parangón de desfachatez con ínfulas de trascendencia y ocultismo riguroso.

Esta bellaca vidente postiza de origen brasileño sembró media península ibérica con sus engañifas adivinatorias.

Sus candorosos clientes le cedían todas sus posesiones, joyas, dinero en metálico, pues debían ser purificadas al reconocer la pitonisa que de esta fuente provenían todas sus desventuras.

Ya con el “mercadillo de abastos” recolectado, se daba a la fuga.

El caso de Carlos Javier Rojas Lunas tampoco desmerece en cuestiones de inverecundia, o lo que es lo mismo, desvergüenza.

Este supuesto sanador le birló más de 7000 euros a un hombre que veía como su mujer se deshacía como un terrón de azúcar presa del desasosiego, pues percibía una “presencia” cercana muy amenazante.

Ni corto ni perezoso, el avispado chamán se agenció unos potingues y unas velas carísimas, (unos 3000 euros, pagados del bolsillo del afectado), que servirían para exorcizar la vivienda.

Dos meses después del infecundo tratamiento embadurnando puertas con aquel bálsamo milagroso, se despide de la cándida víctima aduciendo que ya no había nada más que se pudiera hacer.

Así, con los bolsillos pletóricos de dinero robado y el alma podrida de usura, le dejó plantado, medio arruinado y con su mujer tan desolada como antes de la visita del presunto sanador.

Un tiempo después la policía lo detenía en Chiclana de la Frontera, Cádiz, donde ejercía de “mano derecha” de Belcebú en una secta satánica que esclavizaba a sus “feligreses”, les exprimía económicamente y donde se practicaban diabólicos rituales de sacrificios con animales.

Rojas Luna salió de prisión en el pasado mes de Agosto tras pagar una fianza de 4000 euros

Publicado por Victor Virgós en Globedia.com

Horoscopo Egipcio

images1 

Sus teorias.

Las teorías de la astrología egipcia son consideradas como las leyes sísmicas inalterables que se aplican a cualquier plano y expresa de la vida, están basada en los ciclos lunares y es un sistema que describe la realidad, y analiza y clasifica el fin de la naturaleza.
Para los egipcios el Universo es un lugar que guarda un equilibrio y la tarea del ser humano es guardar esa armonía, para poder obtener el bienestar Físico y Psicológico para la mejor evolución de la persona.

Los egipcios crearon un orden fundado en un viejo sistema, donde la base expresa que los ciclos vitales funcionan en forma circular y al llegar al final de un ciclo este vuelve a comenzar y repetirse.

— El tarot egipcio —

El origen de los naipes proviene del antiguo Egipto, y de una derivación del libro de Thot. Este dios tenía el respeto de los gobernantes y la adoración del pueblo, ya que esta divinidad manejaba la vida y el destino de todos.
En la época de los Tolomeos, a Hermes se le consideró la reencarnación del Dios THOT, y esto tomó un lugar muy importante en la historia del tarot:

Se cree que los arcanos mayores fueron obra suya, plasmados en la tabla esmeralda, piedra preciosa en la que se grabó la tabla mágica, que fue encontrada en la tumba de Hermes.

Sobre el libro de Thot:

En este libro se condensaba todo el universo, la civilización, los animales, el mundo material y espiritual, el cielo, lo divino, lo humano y el cosmos. Se piensa que la creación de este libro se produjo a causa de un gran aumento del saber cultural en esta época y también gracias a nuevos descubrimientos sobre la evolución de la vida, el progreso y la ciencia.

Hay similitud entre los grabados del “libro de Thoth” y los grabados en las pirámides y las esfinges. De esos grabados derivaron los arcanos mayores que en fusión con las 40 cartas de los palos de copas, bastos y oros, que nos identifican la vida cotidiana, formaron el actual juego de cartas conocido como Tarot.

A este conjunto de cartas denominado “Tarot” o “Tarot Egipcio” se le atribuye el ser el primer método adivinatorio que después con el pasar de los años derivó en los actuales tarots conocidos.

El Tarot Egipcio se utiliza como método de detección y predicción por inspiración, ya que sus enseñanzas se refieren a dos mundos: el oculto (el mundo espiritual) y el manifestado (el mundo físico). Todas las investigaciones reconocen al Tarot Egipcio como una de las más perfectas formas de interpretación, tanto para revelar misterios del inconsciente, como para predecir las cosas de la vida cotidiana, ya que revela siempre cosas ocultas y ofrece al consultante los más sabios consejos, encontrando, en un primer paso, el problema y mostrando después la solución.

Algunos estudiosos buscan los orígenes del Tarot en la palabra “Tarot” que podróa derivarse de:
– El Roio Taro en el norte de Italia.
– Orat (Latín), ” habla, argumenta”.
– Rota (Latín), “una rueda”.
– Taru (Hindú), “cartas”.
– Tarosh (Egipcio), “la manera real”.
– Torah (Hebreo), “la Ley”.
– Thoth, dios egipcio.
– Ator, de la diosa egipcia Hathor.
– Troa (Hebreo), “puerta”.
– Tares, refiriéndose al borde punteado en las cartas antiguas.
– Tarotee, refiriéndose a un patrón al dorso.

Pero el más antiguo de todos los juegos de tarot conocidos es el del libro de Thoth.

Etteilla en el año 1789 publica las cartas conocidas como El Libro de Thoth (También conocido como Etteilla I). La herencia del Neoplatonismo y del hermetismo del Renacimiento está claramente presente en las manipulaciones operadas por Etteilla. En los ocho primeros Triunfos (Arcanos Mayores), reproduce las fases de la creación; en los cuatro siguientes, subraya que las virtudes conducen las almas hacia Dios; y finalmente en los diez últimos representa las condiciones negativas a las que están sometidos los seres humanos. Las 56 cartas numeradas fueron interpretadas como sentencias adivinatorias para los mortales. Gracias a estas revelaciones, cobró gran vuelo la moda de la cartomancia, y más tarde la dimensión mística del libro de Thoth fue revalorizada por Eliphas Lévi.

Este libro fue publicado tras un minucioso estudio de la historia egipcia y fue donde se recopiló toda la información que los grandes sacerdotes egipcios habían atesorado durante años.

A través de las ruinas, las pirámides y la piedra roseta se pudo completar toda esta información que dio lugar al juego de Cartas adivinatorias de Thoth o tarot egipcio.

El tarot egipcio – su manejo y lectura.

Esta baraja de tarot es una de las más complejas de manejar y leer ya que tan sólo las personas conectadas con el mundo oculto (el mundo espiritual) y con dotes de videncia natural son capaces de interpretar de manera correcta la información que dichas cartas nos ofrecen.

Sólo los videntes/tarotistas expertos lo manejan, además ha de ser alguien con gran fortaleza mental y emocional ya que el tarot egipcio llama a los antiguos espíritus y esto abre una puerta entre el mundo físico y espiritual y ha de saber cerrarse para que los espíritus no se queden con nosotros.

Cuidado si no sois expertos porque podéis abrir puertas que luego son difíciles de cerrar.