Comunidad Metafisica y del Despertar

Inicio » Articulos enviados » Somos la causa de nuestro sufrimiento

Somos la causa de nuestro sufrimiento

 

sufri4

(Quinta parte del discurso pronunciado en Southport, en febrero de 1931, ante la comunidad médica inglesa)

Y ahora, resumiendo, podemos comprender la poderosa participación que tendrá la homeopatía en la conquista de la enfermedad del futuro.

Ahora logramos comprender que la enfermedad en sí misma es “lo semejante que cura lo semejante”, que nosotros mismos la provocamos, para corregirnos y para alcanzar nuestro bien último, y que podemos evitarla si solo queremos aprender las lecciones requeridas, y corregir nuestras faltas antes de que sea necesaria una lección más severa de sufrimiento.

Esta es la continuación natural de la gran obra de Hahnemann, la consecuencia de esta línea de pensamiento que le fue revelada a él, y que nos lleva a un paso más adelante en la comprensión perfecta de la enfermedad y la salud. Es la etapa que sirve de puente entre el punto en que él nos dejó y el amanecer del día en que la humanidad habrá alcanzado aquel estado de progreso en el que podamos recibir directamente la gloria de la Curación Divina.

El médico que lo comprenda, seleccionando bien sus remedios de entre las benefactoras plantas de la naturaleza, aquellas que han sido divinamente enriquecidas y benditas, será capaz de ayudar a sus pacientes para que abran aquellos canales que les permitan una mayor comunión entre el alma y el cuerpo, para desarrollar de ese modo las virtudes necesarias para expulsar las fallas.

Esto le brinda a la Humanidad la esperanza de alcanzar la verdadera salud combinada con el avance mental y espiritual.

En cuanto a los pacientes, será necesario que estén preparados para enfrentar la verdad, el hecho de que la enfermedad se debe solo y enteramente a las faltas que tienen dentro de sí, así como la muerte es el precio del pecado. Deben tener el deseo de corregir aquellas faltas, de una vida mejor y más útil, y darse cuenta de que la curación va a depender de su propio esfuerzo, aunque podrán consultar al médico para que los guíe y los asista en su problema.

No habrá ya oro que pague la salud, así como ningún niño puede comprar su educación; no hay suma de dinero que le enseñe al alumno a escribir, debe aprender por su cuenta, guiado por una experimentada maestra. Y lo mismo sucede con la salud.

Hay dos grandes mandamientos: “Ama a Dios y a tu prójimo”. Desarrollaremos nuestra individualidad de manera de obtener una libertad completa que sirva a la Divinidad que está dentro de nosotros, y solo a esa Divinidad. Y démosle a los otros su absoluta libertad, y sirvamos a nuestro prójimo en la medida en que podamos, de acuerdo a los dictados de nuestras almas, siempre recordando que a medida que crece nuestra propia libertad, crecen nuestra libertad y capacidad de servir a nuestros semejantes.

Es por eso que debemos enfrentar el hecho de que somos la causa de la enfermedad y de que la única cura es la corrección de nuestras faltas. Toda verdadera curación apunta a ayudar al paciente para que armonice su alma, su mente y su cuerpo. Solo él puede hacerlo, aunque el consejo y el auxilio de un hermano experto puedan asistirlo en gran medida.

Como estableció Hahnemann, toda curación que no sea desde adentro es dañina, y una cura aparente del cuerpo, obtenida mediante métodos materiales, alcanzada solo a través de la acción de los demás, sin autoayuda, podrá traer ciertamente un alivio físico, pero perjudicará nuestra naturaleza superior, porque la lecciòn no habrá sido aprendida y la falta no habrás ido erradicada.

Hoy en día es terrible pensar en la cantidad de curaciones artificiales y superficiales que se obtienen por dinero y en los métodos incorrectos que se emplean en la medicina; métodos incorrectos porque solo suprimen síntomas y dan un alivio aparente, sin eliminar la causa.

La curación debe venir desde dentro de nosotros mismos, por el reconocimiento y la corrección de nuestras faltas y la armonización de nuestro ser con el Plan Divino. Y como el Creador, en Su Misericordia, ha puesto ciertas hierbas Divinamente enriquecidas para ayudarnos a alcanzar nuestra victoria, busquémoslas y usémoslas lo mejor que podamos, para que nos ayuden a escalar la montaña de nuestra evolución, hasta el día en que alcancemos la cima de la perfección.

Hahnemann había advertido la verdad de “lo semejante cura a lo semejante”, que es en realidad “la enfermedad cura la mala acción”; la verdadera curación está un escalón más arriba de esto: el amor y todos sus atributos expulsan al mal.

En la correcta curación nada se debe usar que alivie al paciente de su propia responsabilidad y solo deben adoptarse aquellos medios que lo ayuden a superar sus fallas.

Ahora sabemos que ciertos remedios de la farmacopea homeopática tienen el poder de elevar nuestras vibraciones y nos brindan así una unión mejor entre nuestro Yo mortal y espiritual, efectuando la curación mediante la mayor armonía que por ello se produce.

Y finalmente, nuestro trabajo consiste en purificar la farmacopea y agregarle nuevos remedios hasta que contenga sólo aquellos que sean benéficos y estimulantes.

Como parte de la Celebración del Mes del Terapeuta Floral, comparto artículos y diversos materiales de interés relacionados con la Terapia Floral y la obra del Dr. Bach.

El Día Internacional del Terapeuta Floral fue establecido en el año 2009, el día 24 de Septiembre, dia del nacimiento del Dr. Edward Bach, a partir de la votación realizada en el Grupo de Terapeutas Florales “Flor Vida”, de Argentina, al cual pertenezco, y como iniciativa del mismo, siendo aprobado por el Bach Centre de Inglaterra ese mismo año.

El Dr. Bach nació el 24 de septiembre de 1886, en Moseley, en las afueras de Birminhgham, Inglaterra.

Elsa B. Mirol Colella
Consultoría Psicológica y Floral
contacto@center-salud.com.ar
http://www.center-salud.com.a
http://centersalud.blogspot.com.ar/


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Traductor – Translate Google

English

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 7.757 seguidores

Paises que nos visitan (24/10/14)

Flag Counter

Mapa de visitantes (24/10/14)

Flag Counter