Comunidad Metafisica y del Despertar

Inicio » 2018 » diciembre

Monthly Archives: diciembre 2018

Annie Besant ~ El dominio de la mente. La meditación. I

Resultado de imagen de annie besant libros

Consideremos ante todo la cuestión del renacimiento y lo que significa el discipulado para que el hombre pueda escogerlo deliberadamente por su futuro sendero en la vida. Ya vimos cuáles eran las diferentes etapas de la acción. Al principio, egoísta sin otro móvil que satisfacer las inclinaciones de la naturaleza inferior y gozar del fruto. Después, por medio de la práctica del Karma-Yoga, aprende el hombre a obrar, no ya por egoísmo, sino porque es su deber el cumplimiento de la acción, identificándose así con la Ley y tomando parte consciente en la gran obra del mundo. Por fin, la tercera etapa consiste en efectuar la acción no tan sólo como un deber, sino como el gozoso sacrificio de entregar todo cuanto posee el hombre. Al llegar a esta etapa le es posible quebrantar los lazos del deseo y librarse del renacimiento, pues le mueve a renacer el deseo de los goces y acciones que puede disfrutar y cumplir en la tierra.

Todo el que va en pos de algún ideal mundano, que tiene por meta de su existencia algún objeto terrenal, está evidentemente ligado por el deseo, y mientras desee algo que la tierra pueda darle, habrá de volver a la tierra. Todo cuando perteneciente a la transitoria vida física sea capaz de atraerlo, será también capaz de ligarlo, porque todo atractivo cautiva al alma y la empuja al lugar en donde le quepa satisfacer su deseo. La naturaleza anímica del hombre es tan semejante a la divina, que aún la misma energía del deseo tiene de por sí poder bastante para la acción. El hombre obtiene cuanto desea, aunque no inmediatamente, sino a su debido tiempo, cuando la naturaleza de las cosas lo prescribe; y por esto se ha dicho repetidas veces que el hombre es dueño de su destino, y que el universo le dará todo cuanto pida. Por lo tanto, ha de recibir los resultados de su deseo en aquella parte del universo a que la cosa deseada pertenezca, y si desea algo terreno, a la tierra ha de venir para satisfacerlo. (más…)